Dorta Martinez | Insuficiencia del efectivo ahoga a residentes de Nueva Esparta
1083
post-template-default,single,single-post,postid-1083,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-dorta martinez,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

Insuficiencia del efectivo ahoga a residentes de Nueva Esparta

Insuficiencia del efectivo ahoga a residentes de Nueva Esparta

Los margariteños deben recorrer varios bancos, esperar por horas en los cajeros y hasta comprar con porcentajes el efectivo debido a la escasez de papel moneda en la calle que se presenta desde hace meses en la región insular.

La escasez de efectivo en Nueva Esparta ahoga a sus habitantes, quienes ven limitada su rutina diaria debido a la falta de papel moneda.

Ausentismo laboral, incrementos en los precios de los productos por pagos electrónicos, han sido algunas de las consecuencias de esta situación económica.

Cada vez son más los insulares que se quejan de la insuficiencia de efectivo circulante en la Isla.

Inclusive son muchas las personas de la tercera edad que se quejan de no poder cobrar la pensión o sacar del banco más de 30 mil bolívares en billetes, monto que no alcanza para comprar una malta de lata.

Jerjes Dorta, especialista en desarrollo institucional, indicó que esta situación viene afectando a los insulares desde hace meses pero desde diciembre se ha agudizado.
La ralentización de operaciones financieras ha llevado a que las personas no tengan efectivo ni siquiera para pagar el pasaje e ir a sus trabajos.

Destacó que cada vez hay menos operaciones en efectivo, lo que ha generado que los margariteños pierdan más tiempo en colas en las agencias bancarias para conseguir apenas unos pocos billetes.

Situación desesperante

Tal es el caso de Jesús Lárez, quien pasó unas dos horas en el Banco de Venezuela de La Asunción, en busca de dinero, pero después de mucho esperar le fue notificado que esta oficina no contaba con más efectivo.

“Esto es desesperante. Hay muchas cosas que no se compran con tarjeta de débito”.
Dorta explicó que las agencias bancarias otorgan cantidades pequeñas de dinero pues es la forma de satisfacer la demanda de un número mayor de personas.

Mientras la gente mueve grandes sumas de dinero a través de medios digitales, en efectivo las sumas son increíblemente inferiores y los billetes de “alta” denominación muchas veces no son aceptados porque no hay cómo dar cambio.

Por su parte, Damaris Martínez, residente de Porlamar, comentó que fue a los bancos Bicentenario y Venezuela, pero no pudo sacar efectivo pues no disponían de papel moneda durante la mañana de ayer.

El especialista en desarrollo institucional dijo que la carencia de efectivo ha creado distorsiones extremas, como la venta de papel moneda con porcentajes que agudiza más la situación económica del margariteño.

Cleumarys López, residente de La Vecindad, comentó que ha tenido que comprar efectivo en una bodega cercana a su casa. “Si quiero 30 mil bolívares, debo pasar por el punto de venta unos 32 mil”.

Porcentajes

En el Mercado de Punda en Porlamar, municipio Mariño, los vendedores de pescado tienen fijado dos precios: uno si se paga en efectivo y otro más elevado si es por punto de venta.

Comentaron que esto se debe a que los pescadores no tienen cuenta bancaria y la única forma de cancelarles la mercancía es con billetes. También se conoce de casos en los que el pago por punto de venta se hace con incrementos.

 

Fuente; Sol de Margarita

Sin Comentarios

Comenta